Importancia de la salud oral de Bebés y niños

blog-Salud oral niños Baby en linea
Salud oral Niños - Baby en linea

Una higiene oral es  fundamental para mantener la salud dental de bebés y niños, generando hábitos constantes evitarás la aparición de caries o la gingivitis, en baby en línea aprende un poco más de estos cuidados:

La dentición es la aparición  y desarrollo de los dientes de una persona, esta evolución se ve reflejada en 3 etapas importantes:

  1. Dentición temporal
  2. Dentición mixta
  3. Dentición permanente.

La aparición de los dientes puede iniciar desde los 3 meses de edad, pero lo más probable es que el primer diente empiece a salir desde los 4 a 7 meses de edad.

En el momento en que los dientes  de leche de los bebés empiezan a salir, es posible que los bebés babeen más y empiecen a morder más objetos. Hay bebés que el proceso de la dentición no es un proceso doloroso.

Algunos bebés pueden experimentar breves períodos de irritabilidad y estas acciones se observarán durante varias semanas, algunas veces habrán episodios de llanto y alteraciones en los patrones de sueño y de alimentación. Estos comportamientos pueden ser normales, pero si tú bebé aumenta los niveles de temperatura convirtiéndose en fiebre o diarrea, debes consultar al pediatra.

¿Cómo debo cuidar la salud oral de mi bebé?

  • Desde la primera etapa de vida del bebé los padres deben crear hábitos y rutinas de higiene. Por lo que se recomienda usar una gasa delicada y suave sobre las encías, el paladar, la lengua y bajo la lengua del pequeño, este ejercicio se debe hacer una sola vez al día.
  • Limpie a menudo la cara de tú bebé con un pañito suave para quitarle el exceso de babas, con el fin de evitar que se le irrite la piel o que se le desarrollen erupciones en su carita o alrededor de sus labios.
  • Dé a su bebé algo que pueda morder, asegúrese de que los objetos sean lo bastante grandes para que no se lo pueda pasar ni atragantarse evitando el riesgo de asfixia, es importante también que el objeto no se pueda romper en pedazos pequeños. Los aros de goma para la dentición podrán ser usados, pero evite los que contengan líquido en su interior, porque se podrían romper. Si utiliza este tipo de aros, enfríelos siempre en la nevera, no en el congelador. No esterilice o lave con agua caliente los aros, dado que por su característica plástica podría tener cambios, dañarse y provocar degradación del producto.
  • Evite  atar o colgar del cuello del bebé (ni de otra parte de su cuerpo) un aro para la dentición, ya que podría engancharse en algún objeto y estrangular al bebé.
  • Se debe fomentar un bajo consumo de alimentos que contengan azúcar.
  • Otra herramienta que  puede usar para la higiene oral son los deditos de silicona, que cuentan con hebras suaves que imitan las cerdas de un cepillo dental y por el otro costado tienen burbujas que sirven para limpiar y estimular la zona que inicia el periodo de dentición.

Cuando empiezan a salir los primeros molares se debe reemplazar los deditos de silicona por un cepillo dental de acuerdo a la edad de tú bebé, preferiblemente usa cepillos de 0 a 2 años, las características de estos cepillos son: pequeños, de mango angosto y de cerdas suaves. La regularidad de la higiene debe pasar de 2 a 3 veces por día. Transcurrido el primer año, los niños pueden pasar a usar crema sin flúor, sin embargo, consulta con el odontopediatra.

Después de los 3 años, cuando los niños ya han desarrollado gran parte de la dentición, el cepillado de los dientes debería ser de cuatro veces por día:

  1. Cuando se levantan.
  2. Después de desayunar.
  3. Después de almorzar.
  4. Antes de ir a dormir.

Consulte a su Odontopediatra para que le aconseje cómo utilizar el hilo dental después de que se desarrollen los dientes de tus pequeños. Si tú hijo se acerca a los tres años, puede conseguir que se interese en la rutina de higiene oral dejando que te observe y te imite mientras tú te cepillas tús dientes.