Elegir Juguetes

Cuántas preguntas nos hacemos para encontrar el juego ideal: ¿Cómo encontrar ese juguete perfecto y sorprenderlos?, ¿Cuál será el que mejor le convenga? ¿Con cuál se divertirá más?, ¿Con cuál aprenderá?, ¿Realmente quiere el que ha elegido y no se cansará de él en dos días? Seleccionar un juguete para los niños no resulta tarea sencilla, sobre todo en la etapa de los 0 (cero) a los 3 (tres) años; en la que los niños aún no piden los juguetes o no eligen con un criterio claro.
¡Qué lindo cuando nuestros hijos, sobrinos o nietos se divierten y no se cansan de jugar con ese juguete que les regalamos!, quieres aprender un poco más entonces este blog es para ti.
Hora de elegir el juguete: Recomendaciones y Guía para padres, tíos y abuelos:

  • Busca que el juguete sea seguro para el niño o bebé, este debe estar confeccionado con materiales que no se astillen o sean cortantes si se rompen. Los colores han de ser sólidos y no tóxicos. Cuanto más pequeño es el niño/a más grandes deben ser los juguetes.
  • Valida que el juguete sea apropiado para la edad del bebé o niño.
  • Ten en cuenta su personalidad: un niño/a distraído necesitará juegos que inspiren la socialización del niño con otros amigos (varios jugadores), un niño/a hiperactivo/a le resultarán adecuados juegos de atención, artísticos, etc…
  • Elije juguetes que permitan el protagonismo del niño y una actitud activa para que realmente sean estimulantes y divertidos para ellos, evitando que se conviertan en espectadores del juguete, adicionales juegos que lleven a la integración familiar.
  • Evite comprar juguetes en establecimientos no especializados, opta por realizar la compra en comercios responsables donde se vendan juguetes originales y donde puedan informar, asesorar, saber de la procedencia del juguete y posibilitar un futuro cambio o reclamo en caso de que sea necesario.
  • El precio del juguete será lo de menos, lo importante es que el regalo se disfrute al máximo.
  • Los juguetes generalmente no deben ser utilizados para premiar o castigar a un niño/a.
  • Evita comprar juguetes para satisfacer un capricho momentáneo del niño/a.
  • Evita comprar juguetes a tu gusto: elegir en base a lo que uno jugaba o le gustaba hacer de chico no siempre es la mejor opción, porque los tiempos han cambiado y los gustos de los chicos, en parte, también.
  • Aprende a conocer lo que estás comprando, es importante que los adultos sepan cómo funciona, cómo se juega, cuáles son los personajes, las reglas, etc. Porque hay juegos con consignas que no son adecuadas o ideales para la infancia.
  • Evita elegir un juguete que sea sexista, bélico, violento o que transmita valores contrarios a los inculcados en casa.
  • El juguete debe ser deseado por el niño.
  • Evitar el exceso: De acuerdo con la pedagoga Ana Muñoz, directora del departamento de Pedagogía de las escuelas Chiquitín; «El exceso de juguetes hace que los niños pierdan interés por todos ellos, incluso por los que le gustan e incluso disminuya su capacidad de atención»
  • Juegos en familia: Un aspecto importante que se necesita tener en cuenta a la hora de elegir un juguete es que, además de gustarle al niño, también llame la atención al resto de la familia. Así, todos estaremos más dispuestos a jugar con él. Sostiene Ana Muñoz.
  • Juguete compartido: Si la familia tiene varios hijos mayores de dos años es beneficioso comprar un juguete para compartir. Con ello se busca que aprendan a esperar, respetar turnos y a jugar juntos para facilitar tanto el aprendizaje como la regulación de las emociones.
  • Lo importante es el juego: Recuerda que el juguete es sólo el instrumento. «El mejor regalo es la atención de los padres y es positivo jugar con ellos como un medio importante de comunicación y afecto, sin dejar de favorecer el juego en solitario, necesario también para fomentar su independencia», concluye Muñoz.

“El juguete puede o no contribuir en el desarrollo del niño en función de que su elección resulte adecuada”