¿Cuál es el momento de llevar a tu hijo a la Guardería?

¿Como saber cuándo es el momento ideal para llevar a nuestro bebe a la guardería y/o Jardín Infantil?

Existen varias opiniones en cuanto a la edad que debo llevar a mi bebe a la guardería y/o jardín, de acuerdo con las circunstancias y necesidades del momento se determina, si soy una madre que debo ir a trabajar después de mi periodo de lactancia debo elegir cuidadosamente la guardería (lugar donde lo guarden, lo cuiden, lo protejan) donde confié que mi hijo va a estar con todo los cuidados y mimos que yo siempre le he tenido, casi como si estuviera en casa. Cuidado esta tarea no es fácil ya que tenemos que seleccionar un lugar donde podamos ingresar en cualquier momento, conocer todos los espacios: Educativos, donde se preparan los alimentos, donde los cambian, etc. Todo con los estándares de calidad y protección. El personal debe estar calificado con la mejor actitud cálida, alegre, receptiva.

Para algunos expertos en desarrollo infantil, lo ideal es llevarlo entre los 18 y 24 meses al Jardín Infantil (además del acompañamiento, está diseñado para desarrollar parte del potencial del niño). Ya que son niños más autónomos, se interesan por interactuar unos con otros, tienen control de sus esfínteres. Aquí es muy importante analizar la metodología y contenidos que utilicen para la enseñanza, adicional los perfiles de las educadoras como los espacios para el desarrollo del proyecto educativo.

La edad es relativa algunos expertos opinan que desde el punto de vista del aprendizaje hay mayor oportunidad antes de los dos años si se cuenta con un ambiente estimulante en lugar donde vaya nuestro pequeño.

¿Todos los padres pensamos en ese primer día, quien tiene más temor nuestro hijo o nosotros?

El proceso de adaptación varia por diferentes causas, iniciando por la confianza y la seguridad que tengamos los papas cuando los llevamos en su primer día, debemos hablar con el decirle y explicarle porque no vamos a estar con ellos allí, a que lo hora lo vamos a recoger, porque estará allí, ellos lo entenderán, siempre y cuando no mostremos preocupación, estemos contentos y tranquilos y así nuestro hijo pensara este es un buen lugar para mí.

Nosotros somo el ejemplo para nuestros pequeños contagiemos los de nuestro animo y actitud para que los primeros días en el Jardín Infantil sean el inicio de una experiencia enriquecedora y un tiempo feliz.